CASA RB
19 febrero, 2018
MONUMENTO ALHARILLA
4 marzo, 2017
Imagen-cabecera-CISTERNA

RESTAURACIÓN CISTERNA ROMANA

PLANOS  |  IMÁGENES

Fecha de inicio

En desarrollo

Ubicación

Calle Camino de San Marcos s/n.

Arquitecto

Pablo M. Millán Millán

Construcción

En desarrollo

Estudio de patologías

Geocisa

Colaboradores

Javier Serrano Terrones (Arquitectura técnico)
Javier Bengoa Díaz (Ingeniería)
Julio Herrera del Pino
Inmaculada Cervera Montilla

PROYECTO DE RESTAURACIÓN Y PUESTA EN VALOR DE LAS CISTERNAS ROMANAS DE «LA CALDERONA»

Tras un exhaustivo análisis de la estructura objeto del proyecto, se han detectado las siguientes patologías:

– Derrumbe en la zona noreste: uno de los principales problemas desestabilizadores del conjunto.

– Colmatación de rellenos en niveles inferiores: todo el fondo de la cisterna está colmatado con rellenos de época que evitan la circulación del agua.

– Pérdida superficial de Opus Signinum: Toda la cisterna estaba revestida de opus signinum, una pasta hecha de cal y cerámica triturada que servía de barrera impermeabilizadora. En la actualidad se conservan varios fragmentos de este mortero que comienza a craquelarse y a fracturarse, habiendo ya importantes pérdidas.

– Fisuras en dinteles estructurales: La carga de los inmuebles ubicados en la parte superior de las cisternas ha llegado a fracturar algunos elementos estructurales, que si bien no revisten riesgo de hundimiento, si necesitan ser restaurados de urgencia para evitar un posible mayor deterioro.

– Arenización de sillares de arenisca: la piedra de la que está construida toda la cisterna es de piedra de canteras históricas locales. Esta piedra se caracteriza por ir alternando estratos duros y blandos (de 20 cm. cada uno aproximadamente) que impide poder sacar un corte vertical de grandes dimensiones en un estrato duro. Esta característica de la piedra hace que, frente a la humedad, el estrato blando se empape por humedad ambiente y pierda mucha resistencia, llegando a arenizarse y perder volumen. En la cisterna son muchos los bloques que necesitan estabilizar su arenizado por esta patología.

– Aparición de eflorescencias: Como se ha descrito anteriormente, con el cegado de los puntos de ventilación ha dado lugar un proceso de deterioro químico por aparición de eflorescencias.

– Alveolización de sillares: La diferente dureza de los sillares, unido al alto grado de humedad ha desencadenado en un peligroso efecto de alveolización de sillares, que será necesario frenar para poder conseguir la estabilización estructural del inmueble.

– Aparición de óxidos por filtración de sustrato: La filtración de aguas y la falta de limpieza ha traído consigo la aparición de numerosas sales, sulfatos y óxidos, tintando todas las estructuras. Igualmente los óxidos de algunos objetos dejados caer por los pozos cuando estaban abiertos, han aumentado la aparición de hongos que se han adherido al opus signinum.

– Pozos cerrados: Tal como se ha descrito anteriormente, el proceso de sellado de pozos ha desencadenado un aumento exponencial en la humedad del espacio, siendo necesaria la apertura de forma inmediata para evitar la aparición de mayores procesos de deterioro químico.

– Sobrecarga de estructura portante: Las construcciones ubicadas sobre la cisterna han generado un importante esfuerzo de compresión, llegando incluso a fisurar algunos de los grandes tableros que cubren las cisternas. El proyecto prevé su documentación y sensorización para estudiar su evolución.

– Limpieza general: El importante estado de abandono del espacio obliga a una intervención de limpieza de cierta urgencia. Desde su apertura por los arqueólogos del Proyecto Porcuna en 1979, solamente se ha entrado para investigación, sin llevarse en ningún momento, labores de conservación y restauración.

Planos

Imágenes